grupo de arboles mirados desde el suelo hacia arriba

Historia de la Terapia Gestalt

A grandes rasgos podemos decir que hoy día existen tres maneras diferentes de entender la Terapia Gestalt. Y que éstas aparecen en tres momentos clave de la vida de F. Perls, su creador. Cada uno de estos períodos de su vida dio lugar a una de las tres escuelas actuales: las llamadas Escuela de Nueva York, de Cleveland y de California. Pasemos, pues, a conocer un poco su historia.

 

Inicios

Cara de Perls de joven, con gafas y sombreroFriedrich Salomon Perls nace en 1893 en Berlín. En 1920 obtiene el doctorado en medicina y continúa sus estudios en psiquiatría. Conoce al filósofo Friedlander, que influirá en su pensamiento, y frecuenta los círculos de izquierda y artísticos.

En 1926 comienza su primer psicoanálisis con Karen Horney. Trabaja como ayudante de Kurt Golstein. Conoce a Lore Posner (Laura Perls), con quien se casa en 1929. Comienza su profesión como psicoanalista a sus treinta y cuatro años. En 1930 empieza su cuarto psicoaná-lisis con Wilhelm Reich y tres años después huye a Holanda para escapar del nazismo.

En el año 34 se exilia a Sudáfrica junto a su familia donde funda junto a Laura el Instituto Sudafricano de Psicoanálisis.

 

Yo, hambre y agresión

Escribe un trabajo sobre “Resistencias orales” que presenta en el Congreso Internacional de Psicoanálisis de 1936, que no es bien acogido. Este “desprecio” lleva a Perls a alejarse más aún de la corriente psicoanalítica y a desarrollar sus propias ideas. Así, con la ayuda de su esposa, publica su primera obra en 1942: “Yo, hambre y agresión. Una revisión de la teoría y el método de Freud”. Se trata, como indica el subtítulo, de una revisión de la teoría freudiana de las resistencias, en la que se comienzan a instaurar los primeros pilares que más adelante llevarán a la creación de la teoría de la Terapia Gestalt. En palabras de Ximo Tárrega:

Frente a la técnica de la asociación libre del psicoanálisis, Perls opondrá la técnica de la concentración, donde intuimos la influencia del trabajo con el cuerpo de Wilhelm Reich. Otras influencias que aparecen en esta obra son las del filósofo alemán Salomón Friedlander (a quien conoce allá por los años 20) con su idea del pensamiento diferencial y su concepto de indiferencia creativa, según el cual el comportamiento humano es un proceso de equilibrio entre dos polos opuestos, siendo definida la salud del organismo y su potencial creador como la capacidad de éste de alcanzar el “punto cero”.

El concepto de Holismo, de Jan Smuts, primer ministro Sudafricano, por el que la división cuerpo-mente pasa a ser vista como unidad psicosomática. Y el concepto de autorregulación organísmica de Kurt Goldstein, que viene a decir que todo organismo tiende a realizar sus posibilidades al máximo, según sus necesidades, con el fin de atender a la necesidad más urgente, según una jerarquía que llamaremos dominancia.

Otras influencias en la vida de Fritz Perls son Max Reinhard, director de teatro y el movimiento de la Bauhaus. Los psicoanálisis que realiza en Berlín, Fráncfort y Viena con Karen Horney, Clara Happel y Wilhelm Reich. Las supervisiones con Helen Deutsch, Otto Fenichel y Paul Federn. Los trabajos con K. Goldstein donde conoce a la que será su mujer Lore Posner.

A nivel de corrientes de pensamiento que están en el fondo de la emergencia de la Terapia Gestalt, tenemos: el Psicoanálisis (en particular el de disidentes como Otto Rank, Horney, Reich y Fromm); la Psicología de la Gestalt con sus leyes sobre la percepción y los trabajos de K. Lewin sobre la teoría del campo; la fenomenología de Bisnwanger y el existencialismo de Paul Tillich y Martín Buber que fueron profesores de Laura Perls; y el pragmatismo americano de W. James y J. Dewey.

 

Escuela de Nueva York

Cara de Perls con bigoteEs en el año 1946 cuando emigra a Estados Unidos y comienza a frecuentar los ambientes intelectuales y contraculturales, donde conoce a Paul Goodman, autor teatral, ensayista, poeta y de tendencia anarquista, y a los fundadores del “Living Theatre”. Un año después vienen su mujer y sus hijos.

En 1951 se constituye en Nueva York el Grupo de los Siete, formado por Frederick y Laura Perls, Paul Goodman, Isadore From, Paul Weisz, Sylvester Eastman y Elliot Shapiro. Las reuniones periódicas de este grupo giran en torno a una nueva manera de entender la psicoterapia.

Fruto de esto, y a partir de un manuscrito repleto de las novedosas intuiciones de Frederick Perls y gracias al saber filosófico, psicoanalítico y de las nuevas tendencias teóricas de la psicoterapia que poseía Paul Goodman, junto a su capacidad de dotar de coherencia y profundidad a las ideas revolucionarias de Perls, se sentarán las bases teóricas de la Terapia Gestalt, la llamada Teoría del self,  en el Volumen Dos del libro: “Terapia Gestalt: Excitación y crecimiento de la personalidad humana”, bajo una triple autoría: Frederick Perls, Ralf Hefferline y Paul Goodman (obra conocida como “PHG” en referencia a sus autores). Hefferline fue el encargado de escribir el Volumen Uno, una serie de ejercicios prácticos que el editor exigió que se añadieran al libro para incrementar sus ventas. Acudimos de nuevo a la visión de Ximo Tárrega:

La principal revolución de la Terapia Gestalt es la de pasar de un modelo de pensamiento individualista a un modelo de campo, en donde el concepto de holismo ya no sólo se refiere a la unidad cuerpo-mente, sino que incluye al entorno. Desde este momento el objeto de la psicología y de la psicoterapia ya no es una psique, no es un sujeto, el objeto de la psicoterapia es “la experiencia” de la persona y ésta se da en un campo, que está constituido por un organismo y su entorno. Ya que el individuo no puede existir si no es en un campo. “El ambiente no crea al individuo, como tampoco el individuo crea al ambiente”. El ambiente (o entorno) y el organismo están en una relación de reciprocidad. Ninguno es víctima del otro. Su relación es de hecho una relación de opuestos dialécticos” (Perls 1973; 1951) “El estudio del modo como el ser humano funciona en su ambiente es el estudio de aquello que ocurre en la frontera de contacto entre el individuo y su ambiente”, que es donde ocurren los eventos psicológicos (Perls 1973 p. 30).

Con este planteamiento la Terapia Gestalt adopta una posición sumamente novedosa, rompe con la causalidad lineal, con la noción de interno versus externo o real y contempla al sujeto como animal-social. Sitúa sus conflictos neuróticos o psicóticos en un contexto o situación. Los problemas psicológicos de las personas, pasan de ser internos a ser “problemas de contacto” (se aborda la dimensión relacional de todo síntoma) con el entorno y eso no puede ocurrir más que “aquí y ahora”.

 

En 1952, Frederick y Laura fundan el Instituto de Terapia Gestalt de Nueva York, en el que imparten talleres y comienzan a trabajar con el nuevo método.

 

Escuela de Cleveland

Frederick viaja a Cleveland a enseñar su manera de hacer terapia a un grupo interesado en ello. Tras algún desplazamiento, será Isadore From el que los formará de manera regular. Este grupo se encuentra formado principalmente por Erving y Miriam Polster, Edwin y Sonia Nevis y Joseph Zinker, creándose el Instituto Gestalt de Cleveland en 1954. Aquí se produce la primera gran escisión en la manera de entender y practicar la Terapia Gestalt, pues mantienen algunos de sus rasgos originarios y obvian algunos otros de sus pilares básicos, por ejemplo, volviendo a considerar al individuo como el objeto de la intervención, en lugar de la experiencia que se produce en la frontera entre un organismo y su entorno. Por lo que vuelven a la concepción de la experiencia como algo que ocurre en interior de un organismo y no en el contacto.

En 1956, con 63 años, desalentado y con dolencias cardíacas, se separa de Laura, se traslada a Miami donde comienza un romance con una paciente suya que dura dos años, etapa en la que comienza a experimentar con el LSD. Tras esto se traslada a California, donde colabora con Jim Simkin y Van Dusen. En 1962 realiza un viaje alrededor del mundo con estancias en Israel, donde conoce los kibbutz, y en Japón, donde pasa dos meses en un monasterio zen.

 

Escuela de California

Cara de Perls con barbaA su regreso, en 1964, Frederick, ahora se hace llamar Fritz, se instala en California como residente del Centro de Desarrollo del Potencial Humano de Esalen. Allí hace demostraciones públicas de su método, que, sintonizando con la corriente cultural de la América de aquellos años, el movimiento hippie, la liberación sexual, el antibelicismo de Vietnam… le hacen ganar cierta fama. Vive su época de mayor expansión y popularidad. Y la manera de entender la Terapia Gestalt por parte de sus discípulos de aquella época, entre los que se encuentran Jim Simkin, Dick Price, Claudio Naranjo, Bob Hall o Jack Downing, se difunde rápidamente entre el gran público, debido en parte a que estos seguidores desenraizan a la Gestalt de su fundamentación teórica, sustituyéndola por una serie de mandatos morales que llevan a un “estilo de vida gestáltico”.

Claudio Naranjo, uno de sus más conocidos discípulos de esta etapa, escribía lo siguiente:

La terapia gestáltica abunda en mandatos morales sobre la conveniencia de ciertas actitudes ante la vida y la experiencia, que se refieren a la persecución de una vida buena.

Lista no exhaustiva de los mandatos morales implícitos de la terapia gestáltica, que pueden dar una noción impresionista del estilo de vida que conllevan:

-Vive ahora, es decir, preocúpate del presente más que del pasado o el futuro.

-Vive aquí, es decir, relaciónate más con lo presente que con lo ausente.

-Deja de imaginar: experimenta lo real.

-Abandona los pensamientos innecesarios; más bien, siente y observa.

-Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.

-Entrégate al desagrado y al dolor tal como al placer; no restrinjas tu percatarte.

-No aceptes ningún otro debería o tendría más que el tuyo propio: no adores ninguna imagen tallada.

-Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.

-Acepta ser como eres.

Estas son declaraciones de una verdad más que declaraciones de un deber, y nuestra única alternativa es reconocerla o negarla. La terapia gestáltica dice que al aceptar la verdad, estamos en mejor situación: el percatarse cura.

 

Perls comienza a escribir “Sueños y existencia” y más tarde “Dentro y fuera del tarro de la basura”, publicados en 1969.

 

Últimos años

En 1968 se traslada a Canadá donde crea el Instituto Gestáltico de Lago Cowichan, tratando de fundar una comunidad de convivencia gestáltica, al que llama kibbutz gestáltico, al que acudirán algunos de sus seguidores de Esalen (John Stevens, Teddy Lyon, Barry Stevens, Janet Lederman…). Allí termina su último libro, “El enfoque gestáltico y testimonios de terapia”, publicado tres años después de su muerte, con el objetivo de dejar bien asegurada su teoría de la neurosis y del proceso terapéutico.

Regresa a EE.UU. por su estado de salud, es ingresado en un hospital al que acude Laura Perls a visitarlo, y en el que muere de un ataque cardíaco en 1970, quizá debido al cáncer de páncreas que padecía. La contracultura hippie le despidió como a un gurú y Paul Goodman, en su discurso fúnebre, lo criticó duramente.

 

Una vida llena de cambios que, como hemos comentado, generó tres maneras de entender y practicar la Terapia Gestalt, las llamadas Escuela de Nueva York (con autores como Laura Perls, Paul Goodman, Isadore From, Dan Bloom, Michael Vincent Miller, Jean-Marie Robine, Peter Philippson, Carmen Vázquez, Margherita Spagnuolo…), Escuela de Cleveland (Erving y Miriam Polster, Edwin y Sonia Nevis, Joseph Zinker, Gordon Wheeler, Helen Kepner, Joel Latner…) y la Escuela de California (Jim Sinkin, Claudio Naranjo, John Stevens, Teddy Lyon, Barry Stevens, Gary Yontef, Lynne Jacobs…).

 

Yo me siento más identificado con la Escuela de Nueva York y su fundamentación teórica, la llamada Teoría del self, también llamada Terapia Gestalt relacional, que se basa en una perspectiva de campo. Desde ahí escribo y desde ahí trabajo con mis pacientes.

Paco Giner

Psicólogo en Valencia

Terapeuta Gestalt

 

Bibliografía:

Giner, Paco. El PHG como piedra angular en la construcción de mi marco teórico y terapéutico. Tesina AETG, 2014

Naranjo, Claudio. La vieja y novísima Gestalt. Santiago de Chile. Ed. Editorial Cuatro Vientos, 1990

Tàrrega, Ximo. Historia de la Terapia Gestalt. Recuperado de: http://www.aetg.es/gestalt/historia-terapia-gestalt

PERLS, Fritz. El enfoque guestáltico. Testimonios de terapia. Santiago de Chile. Ed. Cuatro Vientos, 1976

Sin comentarios

Escribir un comentario